¡Véndelo bonito!


El famoso "renovarse o morir" nos ha puesto a prueba en el último año. Está demostrado que recordamos un 10% de lo que oímos, un 20% de lo que leemos y un 80% de lo que vemos. No cabe duda que vivimos en la era de la supremacia visual. Aquí entra otro factor en juego: la cantidad de contenido que visualizamos al día y lo que realmente podemos llegar a filtrar o a recordar. Si esto lo llevamos al campo comercial, crear contenido de calidad, ayuda a recordar esa información con mayor facilidad y por tanto, a mejorar la posibilidad de una venta. La digitalización ha llegado para quedarse y la imagen se ha impuesto a la palabra.


Entiendo que las nociones de cada persona sean diferentes en cuanto a fotografía de producto o comercial, pero es justamente esto, entre otros factores, lo que ayuda a que una venta sea exitosa. Y desde estas líneas os animo a probréis a vender los productos o servicios de una forma más visual.

¡Vendélo bonito!


Así lo recordarán con mayor facilidad y tendrás más posibilidades de venta.


Hace unas semanas recibí unos productos de papelería y no me pude resistir a fotografiarlos. Yo lo hice con la cámara pero es posible hacer lo mismo o parecido con el móvil.

Os dejo abajo unos TIPS para poder mejorar vuestras fotografías de producto o servicio. Con un poco de creatividad y dedicación, se pueden hacer cosas increíbles, que sin duda llamarán la atención.





- Ten en cuenta el formato de imagen y donde la vas a publicar (horizontal, vertical o cuadrada)

- Antes de la toma piensa en la composición de la misma. Puedes disponer los objetos de forma ordenada o desordenada, colocar objetos en número impar, dejar espacio negativo (blanco), hacer la imagen simétrica...

- Utiliza atrezzo que seguro tienes en casa para formar el bodegón.

- Aplica lo que en el mundo de la fotografía se denomina "Regla de los tres tercios".

- No rotundo al flash de cámara o móvil!

- Utiliza una venta como fuente de luz, no necesitarás más.

- Prueba con aplicaciones de edición y composición.

- ¡De vez en cuando rompe las reglas! ¡Y sorprende!

- Mi consejo: "menos es más, siempre" y "asocia tu marca o valor al contenido" y "investiga, aprende de otros, invierte en tiempo" y si no puedes, no tienes tiempo o ganas, y puedes permitirtelo económicamente, delega este trabajo a otra persona.